Saltar comidas ¿Adelgazar o crear malos hábitos?

“No voy a almorzar porque no tengo hambre”

La falta de apetito en el desayuno, almuerzo o cena; la dieta o simplemente porque no tienes tiempo para comer, es el inicio de una mala alimentación y por lo tanto es un factor para que tu organismo presente alertas, que al no tomarlas en cuenta tienen una reacción que tal vez no conocías. Si pensabas que la falta de energía y agotamiento durante el día son los únicos síntomas, en este artículo te mostramos lo que pasa cuando no te alimentas correctamente y “saltas” comidas.

 

Tu cuerpo reacciona desde el interior

La glucosa es lo que primero se altera cuando no te alimentas a la hora acostumbrada. Si los niveles de azúcar bajan, tu organismo empieza a consumir energía de otras fuentes como el glucógeno almacenados en el hígado y los músculos, en último lugar se consumen las grasas y proteínas si la falta de alimentos se prolonga por varias horas. Cuando no te alimentas bien tu organismo tiene que hacer mayores esfuerzos para funcionar, el resultado inmediato es la sensación de agotamiento.

¿Cómo afecta a tu salud en general?

Desarrollar gastritis por falta de la ingesta de alimentos a cualquier hora del día, es el inicio de reacciones en cadena que afectan tu salud, cuerpo y mente. Dolor de cabeza, malestar e irritabilidad son síntomas de hipoglucemia, si no se compensa la falta de nutrientes en el organismo pueden desencadenar consecuencias más graves como mareos y nauseas.

Muchas personas creen que esta práctica tiene relación directa con la pérdida de peso, pero es completamente falso; al sentir la falta de alimento tu cerebro crea la necesidad de adquirir energía de cualquier fuente rápida como las picadas y comida que no aportan ningún valor nutricional. Esta necesidad genera más consumo de comida chatarra que tiene resultados negativos para tu salud, y por lo contrario a lo que muchos piensan, las grasas y volumen corporal no disminuyen.

¿Si vuelvo a comer todo estará bien?

Al volver a una rutina de alimentación adecuada y que tu cuerpo considera como habitual, sentirás alivio momentáneo sin que tu metabolismo se acelere y regrese a sus condiciones normales. Tu cuerpo se altera y no tiene claro cuándo las calorías llegarán de forma continua, los niveles de azúcar no son normales y el cansancio y malestar en general seguirán por varios días.

Por esto y más es importante adoptar una rutina de alimentación que integre las tres comidas más importantes del día, acompañada de líquidos y ejercicio físico.

Mente sana, Nutrición, todo , , , , , , , , , , ,

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Únete a la comunidad de Activida360! Compartimos maravillosas experiencias.

Nombre (requerido)

Apellido

Correo electrónico (requerido)

You have Successfully Subscribed!